Saltar al contenido

NOTICIA: El Fondo Cantabria Coopera realiza una aportación dineraria destinada al campo de refugiados de Zaatari, Jordania

20/05/2016

La aportación asciende a 25.000 € y se canaliza a través de ACNUR.

En el marco de la política de apoyo a las personas refugiadas que huyen de la guerra en Siria, el Fondo Cantabria Coopera ha firmado un nuevo convenio de colaboración con ACNUR en el que se recoge una aportación dineraria de 25.000 € destinada al cambo de refugiados de Zaatari, en Jordania.

Desde el Comité Español de ACNUR señalan pasado 15 de marzo se cumplió el quinto aniversario del comienzo de la guerra en Siria, que ha desatado la mayor crisis humanitaria de los últimos años, y ha provocado la salida de más de 11 millones de personas.

Además, precisan que la mitad de ellos son menores de edad, "niños y niñas que pueden llegar a ser una generación perdida sin esperanza por un futuro mejor". "Tenemos la obligación como ciudadanos de Europa y del mundo de proporcionársela", declaran desde ACNUR.

Con esta partida de 25.000 euros, se estima que unos 7.000 refugiados podrán adquirir bombonas de gas y otra serie de productos no alimentarios básicos en cantidades suficientes para uso doméstico.

Esta medida forma parte de la política de apoyo en el territorio a las personas refugiadas que el Gobierno de Cantabria ha desarrollado en los últimos meses. El pasado mes de septiembre, se firmó otro convenio también con ACNUR por el que el Fondo Cantabria Coopera aportó 60.000 euros para atender a las personas desplazadas a los campos de refugiados de Líbano.

Además, en las próximas semanas y meses se pondrá en marcha de una serie de actuaciones durante las próximas semanas y meses para sensibilizar a la población cántabra sobre la situación de las personas refugiadas y hacer visible su realidad. Así, los alumnos de primaria y secundaria de los centros educativos cántabros trabajarán con materiales específicos, y se pondrá en marcha la campaña `Ellos no pueden elegir, tú sí. No les des la espalda', que a través de folletos y cartelería informarán a los ciudadanos sobre qué es una persona refugiada, sus derechos fundamentales y su situación actual en Europa.

La exposición `Un día tuvimos que huir', entre el 5 y el 15 de abril, dará voz a menores de entre 10 y 17 años que tuvieron que salir de sus países (Somalia, Etiopía y Sudán) y llegaron a los campos de refugiados de Kenia.